Canal RSS

Archivo de la etiqueta: vainilla

Receta de frosting de chocolate blanco y vainilla para cupcakes solitarios.

Al Green, a principios de la decada de los 70 del siglo pasado, escribio Tired To Be Alone, una canción que rápidamente ocupo puestos de éxito en las listas y que aún hoy, sigue siendo considerada como una de las mejores canciones del soul de todos los tiempos.

Hace algún tiempo, publique en este blog una receta de cupcakes de vainilla que llame Receta de cupcakes de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins. Así pues, creo que el nombre de la receta ya indicaba que había ocurrido, lo que no indicaba es que cada vez que le echaba un ojo a la misma, estos cupcakes, como Al Green, me cantaban Tired To Be Alone.

Estaba en deuda y aquí, por fin, puedo decir que esta saldada.

El resultado, el de la foto.

Frosting de chocolate blanco y vainilla

Receta de frosting de chocolate blanco y vainilla

Ingredientes (para 6 cupcakes)

  • 250 ml. de nata para montar.
  • 1 tableta de chocolate blanco.
  • 1 vaina de vainilla.

Modo de preparación

  1. Esta vez, prácticamente no tenemos que preparar ningún ingrediente, únicamente la vainilla.
    Cogemos la vaina de vainilla y le cortamos las puntas, además hacemos una incisión a la lo largo del cuerpo (no llegando a cortarla entera, sino solo uno de los lados) desde la parte superior a la parte infeiror, para que pueda salir la vainilla y hacemos un segundo corte en la parte central dejándola en dos trocitos.
  2. Vamos a poner la nata y la vainilla juntas y las vamos a poner al baño maría hasta que yerba. Le costara un poco, pero ten paciencia.
  3. Una vez ha alcanzado el hervor, retiramos del fuego y añadimos la tableta de chocolate blanco y revolvemos bien hasta que se disuelva y amalgame la mezcla.
  4. Cuando ya tenemos disuelto el chocolate, retiramos las vainas de vainilla, cambiamos la mezcla a otro recipiente y dejamos que enfríe y cuaje. Una vez fría, montamos la nata y ya podemos disfrutar de este maravilloso frosting.

Nota aclaratoria.

Una cocción al baño maría, básicamente trata de realizar una cocción uniforme por medio de dos recipientes, uno de los cuales contine agua hirviendo.
Si no quieres / sabes / quieres usar el método del baño María, puedes poner a hervir la nata directamente en una cazuela, pero ten cuidado ya que puede agarrarse muy fácilemente (y además para limpiar la cazuela luego es un rollo), así que revuelve a menudo y atento.

Receta de cupcakes de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins.

Llevo unos días que allá donde voy me encuentro con cupcakes, muffins y magdalenas, ya sea en cafeterías, tiendas de comida rápida (y sana), librerías etc. Así que me empecé a interesar en estos postres y decidí probar con una receta, a ver qué tal se me daba. El caso es que al final, por falta de tiempo, no pude terminarla como merecía. No obstante, el resultado sigue siendo espectacular, así que os animo a realizarla ya que merece la pena.

El resultado de mi receta es el que veis en la foto.

Receta de cupcake de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins

Receta de cupcake de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins

Ingredientes

  • Media taza de mantequilla
  • Una taza y media de azúcar
  • Dos tazas de harina
  • Una cucharada y media de levadura (la cucharada de café)
  • 1/8 de cucharada de sal (la cucharada de café)
  • Una taza de leche
  • Media vaina de vainilla
  • Cuatro claras de huevo.

Modo de preparación

  1. Abrimos la vaina de vainilla por el medio y sacamos las semillas con una cuchara. Es muy parecido a sacar la pulpa de un pimiento choricero. Añadimos las semillas a la leche, revolvemos bien con un chuchara y reservamos.
  2. Ponemos una cazuela en el fuego y añadimos la mantequilla. Con el calor se ira derritiendo. Una vez sea líquida, la sacamos del fuego, la vertemos en un bol y reservamos hasta que quede a temperatura ambiente. Llegado ese momento, batimos durante 30 segundos para que quede suave.
  3. Montamos las claras de huevo a punto de nieve y reservamos.
  4. Mezclamos la mantequilla con el azúcar, batimos a velocidad media hasta que quede suave y esponjosa la mezcla.
  5. Por otro lado, mezclamos la harina, la sal y la levadura y reservamos.
  6. Añadimos alrededor de un tercio de los ingredientes secos (harina, sal y levadura) y de la leche a la mezcla de la mantequilla y el azúcar y revolvemos bien hasta que nos quede una masa homogénea. Vamos repitiendo la operación hasta que hayamos mezclado los ingredientes secos y húmedos.
  7. Mezclamos las claras con la masa obtenida anteriormente y mezclamos bien hasta que volvamos a tener una masa homogénea.
  8. Añadimos la masa a una manga pastelera y rellenamos los moldes hasta la mitad.
  9. Horneamos durante 25 minutos a 180º. Pasado estos 25 minutos, sacamos los cupcakes del horno y dejamos enfriar en una bandeja de rejilla (para que se aireen) y ya tenemos cocinada la base para unos riquísimos cupcakes.

Notas

  • Con estas cantidades, me salieron una docena y media. El tamaño fue el de las magdalenas “de toda la vida”, si quieres menos cantidad, puedes dividir todas ellas por 2.