Canal RSS

Archivo de la etiqueta: cebolla

Receta de arroz negro

Los seguidores de este blog, no se extrañaran al encontrar otra receta de arroz ya que en general, soy muy arrocero y en general me encanta.

El arroz negro que aquí os traigo, es un plato típico de la gastronomía valenciana (de la zona de Castellón en concreto) y Catalana (Gerona), y os animo a que lo cocineis ya que es un plato excelente.

El resultado de mi arroz negro, es el de la foto.

Receta de arroz negro

Receta de arroz negro

Ingredientes (para dos)

  • Arroz (2 vasos pequeños)
  • 1 Sepia
  • 1 calamar
  • 8 gambas
  • 1 cebolla
  • 1 tomate maduro
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 400 ml de caldo de verduras o pescado
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
  • 1 sobre de tinta de calamar

Modo de preparación

  1. Empezamos preparando lo ingredientes.
    Por un lado, cortamos  la cebolla en juliana y reservamos.
    Continuamos pelando el tomate (puedes escaldarlo antes y te resultara más sencillo) y cortándolo en taquitos y reservamos.
    Limpiamos y cortamos la sepia en taquitos y reservamos.
    Limpiamos el calamar y lo cortamos en “aros” y reservamos.
    Pelamos las gambas y reservamos.
    Pelamos y cortamos el ajo en cuadraditos y reservamos.
  2. Ponemos aceite en la paella (si no tienes una paella, usa una sartén) y lo ponemos al fuego. Cuando el aceite este caliente, añadimos la cebolla y la sepia cortada y rehogamos.
  3. Cuando tengamos doradita la cebolla, añadimos el arroz y rehogamos.
  4. Pasados unos minutos, añadimos el vino blanco y dejamos evaporar.
  5. Diluimos la tinta de calamar en un poco más de vino blanco y la añadimos a la cocción.
  6. Una vez se ha evaporado el alcohol del vino, añadimos el tomate, el calamar, las gambas peladas y la mitad del caldo aproximadamente, conforme se vaya consumiendo el caldo, ve añadiendo un poquito más hasta acabarlo.
  7. Ahora solo nos queda dejar el arroz en el fuego durante unos 15 minutos (ve probándolo para saber si esta bien de sal y cocción) y pasado ese tiempo ya tienes el fabuloso arroz.
  8. Por último, añade el ajo al mortero con perejil y aceite y machaca bien el ajo hasta que te quede con un color  verdoso. Una vez servido el arroz, échaselo por encima, verás como le da un toque genial.

Nota aclaratoria

Generalmente me gusta usar caldos caseros, el resultado final siempre es mejor. Puedes ver la receta del caldo pulsando aquí.

Receta de solomillo de cerdo caramelizado en zumo de naranja

Últimamente, cuando he enseñado este humilde blog por ahí, me dicen que solo pongo recetas de arroz y de pasta, y la verdad es que falta de razón no tienen, así que me he animado, con una receta que me encanta, súper sencilla y que por algún extraño motivo no la había puesto aquí.

El resultado de mi receta es el que veis en la foto.

Receta de solomillo de cerdo caramelizado en zumo de naranja

Receta de solomillo de cerdo caramelizado en zumo de naranja

Ingredientes (para dos)

  • 1 solomillo de cerdo majo
  • 1 cebolla grande
  • 5 cucharadas soperas de azúcar moreno.
  • 1 vaso de zumo de naranja natural
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Modo de preparación

  1. Vamos a preparar todos los ingredientes, para esta receta, únicamente tenemos que cortar la cebolla y reservar. Exprimimos unas naranjas hasta obtener un vaso de zumito.
  2. Ponemos aceite en una olla y una vez este caliente doramos el solomillo previamente salpimentado en él. Cuando lo tengamos dorado, sacamos el solomillo de la olla y reservamos.
  3. Añadimos a la cazuela la cebolla que hemos cortado previamente. Dejamos que se dore en el mismo aceite del solomillo.
  4. Una vez dorada la cebolla, añadimos 5 cucharadas de azúcar moreno. Conforme el azúcar vaya alcanzando calor, se empezara a volver líquido. Revolvemos un poquito con la cuchara de palo para que los ingredientes se mezclen bien.
  5. Añadimos el solomillo a la cazuela y vertemos el vaso de zumo de naranja natural. Reducimos el fuego y tapamos la cazuela y dejamos que se cocine durante media hora.
  6. Pasada la media hora, retiramos de nuevo el solomillo y dejamos que se enfríe unos minutos, pasados estos minutos, cortamos el solomillo en medallones.
  7. Servimos el solomillo con la cebolla ya caramelizada por encima y a disfrutar de este plato.

Receta de risotto de setas

Sé que llego un poco tarde a la temporada de las setas, pero no por ello, me voy a privar de cocinar una receta basada en estos alimentos.

Como sabéis, el arroz y las setas me encantan y además, estos días de atrás, hemos visto como estos hongos, invadían los mercados sin ningún tipo de tregua, así que como es aconsejable cocinar con alimentos de temporada, he decidido animarme con un risotto.

El risotto, es una comida tradicional italiana realizada a base de arroz. Este plato, es originario de la zona noroeste de Italia (Piamonte y Lombardía).

Receta de risotto de setas

Receta de risotto de setas

Ingredientes (para dos)

  • Arroz (unos 180 – 200 gr.).
  • 300 gr. de setas de temporada.
  • 1 cebolla mediana.
  • 50 gr. de queso parmesano.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Caldo de verduras (un poco menos de un litro).
  • 2 dientes de ajo.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Pimienta.

Modo de preparación.

Antes de comenzar a cocinar este arroz, tenemos que preparar el caldo de verduras. Puedes prepararlo con cebolla, patata, puerro, laurel, perejil etc o por medio de una pastilla de caldo concentrado. Es preferible, que el caldo lo prepares tu mismo con alimentos frescos, pero si no tienes por casa todo esto y tienes una pastilla de caldo o incluso un caldo ya preparado, pues nada, adelante.

Mientras se cocina el caldo, vamos a ir preparando todos los ingredientes. Vamos a comenzar con las setas. Vamos a labarlas bien y las vamos a picar. Una vez las tenemos picadas reservamos y continuamos con la cebolla y el ajo, que, al igual que las setas, picamos bien y reservamos.

Ahora que ya tenemos todos los ingredientes, vamos a comenzar a cocinar el arroz (si es necesario, espera a que el caldo de verduras ya este cocinado y tenlo a mano a fuego muy bajo).

Vertemos aceite en una sartén y la ponemos en el fuego. Cuando el aceite este caliente, añadimos la cebolla y la rehogamos. Cuando se haya dorado la cebolla, añadimos las setas y revolvemos. Pasados unos minutos, añadimos el ajo picado y dejamos todo unos 4 minutos. Pasado este tiempo, añadimos el arroz y revolvemos y dejamos que se rehogue un poquito para que vaya soltando el almidón. Una vez pasados un par de minutos, añadimos el vino blanco y dejamos que reduzca y a continuación, vamos añadiendo durante alrededor de 20 minutos el caldo de verduras.

Tenemos que tener especial cuidado con esta operación ya que en esta parte reside una de las claves del risotto. Iremos añadiendo el caldo cazo a cazo. Es importante que el cado este muy caliente para que el arroz no pierda el hervor y además tenemos que tener especial cuidado de no añadir ni mucho ni poco caldo.

En todo momento mientras vamos añadiendo el caldo, tenemos que remover continuamente y cuando veamos que el arroz se ha bebido el caldo, volveremos a añadir otro cazo. De vez en cuando ve probándolo para corregir el punto de sal y sobre todo para ver cuando tienes el arroz.

Cuando el arroz se haya cocinado, lo retiramos del fuego y añadimos el parmesano rallado. Esta es la segunda clave del risotto. El queso parmesano es un queso muy muy cremoso y es este ingrediente el que le va a dar la textura y toque que esperamos.

Nada más, espero que disfrutéis de este fabuloso plato rico y sencillo.

Press Color. Lizzy Mercier Descloux.

El año 79 vio como Lizzy Mercier Descloux lanzaba a la calle su segundo disco, Press Color. Inmerso en la ola punk y post punk de finales de los setenta y principios de los ochenta, representa una joya en bruto con influencias claras del kraut o el funk.

Grabado en dos semanas, muestra un momento creativo fascinante y retrata momentos que van del spoken Word al funk.

Receta de Arroz Ajoarriero

Por varios motivos, quería volver a cocinar algo aragonés. Así que hoy, me he puesto manos a la obra  y he decidido no desaprovechar la oportunidad que hoy tenía, ya que este fin de  semana ha sido algo más relajado que los anteriores y he vuelto a disponer de un poco de tiempo.

La receta que hoy vamos a cocinar es la de Arroz Ajoarriero. Según Wikipedia, el ajoarriero, es una receta típica de Aragón, Navarra, Cuenca, Castilla y León y País Vasco y la verdad no sé si hay variaciones entre unas comunidades u otras, pero en este caso vamos a ver cómo elaborar un Ajoarriero a la manera de Aragón.

Tengo que decir, que toda la hortaliza usada, ha sido cultivada en la huerta de mi padre, en un pueblecito al sur del Moncayo, así que, además de ser una receta aragonesa, va a tener un toque moncaino que le va a aportar un sabor  y textura inigualable.

El resultado, ha sido el de la foto:

Receta de Arroz Ajoarriero

Receta de Arroz Ajoarriero

Ingredientes (para dos).

  • Arroz (unos 200 gr o la medida que estimes para dos).
  • Un lomo majo de bacalao desmigado (a poder ser ya desalado).
  • 1 pimiento verde.
  • 1 patata.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 tomate madurito.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 huevo.
  • Media rebanada de pan.
  • Perejil.
  • Aceite.
  • Sal.

Modo de preparación.

Como siempre, voy a empezar, preparando los ingredientes para que no nos olvidemos de nada cuando ya estemos metidos en faena así que relájate y a ello.

Vamos a empezar cogiendo el huevo y en un bol lo batimos, una vez batido, añadiremos la media rebanada de pan partida en trocitos y el perejil, removemos bien para que se mezcle todo reservamos.

Seguimos ahora, con la cebolla, el pimiento, el ajo, la patata y el tomate. Picamos bien la cebolla y el pimiento y reservamos (sin mezclarlos). El ajo y la patata, los pelamos y los cortamos en láminas (de distintos grosor claro). Con el tomate tenemos que hacer taquitos y primero hay que pelarlo. Para pelarlo, puedes escaldarlo en agua hirviendo (haces un corte en forma de cruz en el lado opuesto a la rama y lo introduces en agua hirviendo un momento y la piel sale sola), o si tienes un buen cuchillo, puedes pelarlo directamente. Bien una vez pelado, lo cortamos en forma de taquitos pequeños y reservamos.

Ahora vamos con el bacalao. Para empezar, el bacalao, ha de estar desalado previamente (para desalar el bacalao, tienes que introducirlo en agua 24 horas antes de la cocción e ir cambiándole el agua cada tres horas). Una vez tenemos el bacalao ya desalado, vamos a coger el lomo y si tiene piel, se la vamos a quitar. No te preocupes si el lomo de bacalao se deshace ya que posteriormente lo vamos a desmigar (para desmigar el bacalao, tenemos  que ir partiéndolo con las manos en trocitos pequeños e ir quitando las raspas que aparezcan). Bien, una vez  que ya tenemos el bacalao desalado y desmigado, lo reservamos.

Ya estamos en disposición de empezar a cocinar ya que tenemos todo preparado.

Primeramente, vamos  a poner agua a  hervir en una cazuela (la usaremos para la cocción del arroz).

Después, añadimos un poco de aceite a una sartén y una vez este caliente, vertemos en ella el huevo, las migas de pan y el perejil que teníamos en el bol, y hacemos una tortilla, cuando la tortilla, este hecha, la retiramos del fuego y reservamos.

En una cazuela, añadimos un poquito de aceite y una vez este caliente, añadimos  la cebolla y el bacalao desmigado, vamos revolviendo con la cuchara de palo y cuando adquieran color, añadimos el ajo y el pimiento verde picadito, removemos durando un par de minutos y añadimos el tomate  en taquitos y la patata cortadita en rodajas (yo la patata la suelo poner en la base, bien tapada con el resto de ingredientes).

En este momento, tenemos que bajar el fuego y dejamos todo durante unos 4 minutos.

Pasado ese tiempo, añadimos el arroz y cubrimos con el agua que habíamos puesto al fuego, y cocemos durante unos 10 – 15. Tenemos que ir vigilando constante ya que el agua, se la ira bebiendo el arroz y tendremos que ir incorporando más agua cuando esto ocurra. Además es bueno que a los 10 minutos más o menos, vayas probando para ver que tal esta de  sal y si le falta sal, añade la que estimes.

Una vez ya tenemos el arroz cocido, ya tenemos preparado el plato, solo queda espolvorear con un poco de perejil y disfrutarlo.

Cantar i callar. José Antonio Labordeta.

José Antonio Labordeta edito su segundo y más influyente disco en el año 71. El nombre que le dio fue Cantar i Callar.

Cantar i Callar ha pasado desapercibido para el gran público, aunque hoy, es una joya en bruto a la que acercarse, que nos traslada a una España rural, analfabeta y emigrante.

Hace hoy una semana que el país se despertó con la noticia del fallecimiento de José Antonio Labordeta. Este se ha ido con alrededor de 25 libros editados y 20 discos en el mercado, además de un activismo político que le llevo al congreso de los diputados y una serie de programas televisivos en el imaginario popular.

Aunque Aldaba no forma parte de Cantar i Callar, es la canción con la que vamos a cerrar este post.

Desde aquí, este es el sencillo homenaje que le queremos dar a una de las personas más carismáticas del Aragón de los últimos años.

Receta de risotto de berberechos al chacolí a la manera de Martín Berasategui.

Atracón a mano armada, el blog de David de Jorge, es uno de los blogs gastronómicos a los que estoy suscrito.

Hace unas semanas junto con Martin Berasategui, cocinaron para Robin Food, un risotto (o arroz, como lo llama Martín) de berberechos al chacolí. Para hoy domingo, he decidido cocinarlo.

El resultado, ha sido el de la foto:

Risotto de berberechos al chacolí a la manera de Martín Berasategui.

risott de berberechos a la manera de Martín Berasategui

Vamos con los ingredientes (para dos)

  • Arroz para risotto.
  • Berberechos (medio kilo)
  • Media cebolla.
  • Chacolí (100 ml).
  • Mantequilla (40 gramos).
  • Nata semimontada (30 gramos).
  • Perejil.
  • Aceite.
  • Sal

Modo de preparación.

Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes.

Uno de los ingredientes principales de esta receta, son los berberechos. Es importante que los berberechos los limpiemos bien ya que si no somos capaces de eliminar la tierra, sufriremos toda una catástrofe ya que todo el esfuerzo realizado va a ser en balde. Así que vamos a empezar limpiando bien los berberechos bajo el grifo y los ponemos en una fuente con agua bien fría. Los dejamos mínimo 3 horas en el frigorífico y pasado ese tiempo, le añadimos abundante sal de esta forma el berberecho se abrirá y soltara la arena, pasados unos minutos, los cogemos con las manos y los pasamos a otra fuente. Cuando los cogemos con las manos, tenemos que procurar no mover mucho el agua ya que la arena soltada se encuentra en la base. Cogemos los berberechos ya fuera del agua y los lavamos otra vez en el grifo para eliminar la sal y la arena.

Una vez tenemos limpios los berberechos o mientras los tenemos en el frigorífico, vamos a picar bien la media cebolla y la reservamos.
Bien ya tenemos todos los ingredientes preparados, ahora vamos a los fogones, vamos a poner el chacolí (o vino blanco) en una cazuela y lo ponemos en el fuego hasta que hierva. En el momento en que el chacolí alcanza el hervor, añadimos los berberechos y tapamos con un tape.
En el momento en que los berberechos se habrán, tenemos que retirarlos a una fuente y reservamos tanto el chacolí donde se han cocinado como los berberechos.

En otra cazuela, añadimos un poco de aceite y en el momento en que este caliente, añadimos la mantequilla y dejamos que se funda, esto será un momento, así que a continuación añade la cebolla picada. Una vez que la cebolla la tenemos dorada, añadimos el arroz, recuerda que la medida es un vaso pequeño (o medio normal). Vamos a remover para que el arroz suelte el almidón y a la vez se impregne de la mezcla de la mantequilla, aceite y cebolla.

Lo siguiente es añadir colado, el chacolí y el agua que han soltado los berberechos (que hemos reservado anteriormente) y removemos.
Conforme pasa el tiempo, el arroz, va bebiéndose el agua y lo que nosotros tenemos que hacer es ir añadiendo agua caliente casi hirviendo para evitar que el arroz pierda el hervor y continuamos removiendo. Esta operación, la vamos a repetir durante 15 minutos.

Pasados estos 15 minutos, retiramos el arroz del fuego y añadimos los otros 20 gr. de mantequilla, la nata semimontada y los berberechos (sin cascaras a poder ser). Ahora solo nos queda espolvorear bien con perejil, remover y servir.

Así de fácil amigos míos.

Fin. Bigott.

El pasado 2009 vivió el lanzamiento de Fin por parte de Bigott. Fin editado por Grabaciones en el Mar es un disco mágico, perfecto y puede que insuperable.

Borja Laudo, es el músico al que representa el seudónimo de Bigott. Un outsider que con cada nuevo lanzamiento se ve tocado por la mano de Dios.

Escuchalo en Spotify

Receta de crema de calabaza de la huerta del Moncayo.

Tras los pasados días de excesos que ha traído la navidad, ahora, toca cuidarse y empezar (si es que no lo hacías) a hacer ejercicio y a comer sano y saludable. Por este motivo, el primer posta de este año que abre la década, va a ser una receta sencilla, nutritiva pero sobre todo sana y sabrosa.

El resultado de mi crema de calabaza es el que veis en la foto.

Crema de calabaza de la huerta del Moncayo

Crema de calabaza de la huerta del Moncayo

Ingredientes (para dos personas)

  • Calabaza. La que yo tenía en casa era bastante grande, así que he usado una rodaja (de unos 12 – 15 cm de diámetro y un grosor de 3 cm).
  • Media cebolla.
  • 2 patatas medianas.
  • 2 quesitos.
  • 200 gr de nata.
  • 8 espárragos trigueros.
  • 10 gambas (de las pequeñitas que se compran ya peladas y congeladas).
  • Aceite.
  • Sal.

Modo de preparación.

Antes de empezar a preparar esta receta, tengo que advertiros que seguramente no vais a encontrar verduras de la huerta del Moncayo en los comercio habituales (yo tengo un huertecito allí que mantengo junto a mi padre :-)), aun así, el mejor sustitutivo, son las verduras que vosotros mismos cultiváis. Si tampoco tenéis un huerto que es lo más normal, pues cualquier verdura os servirá, siempre y cuando sea de calidad claro.

Bien, vayamos con la receta. Lo primero y como siempre, ponernos cómodos y vamos a empezar a preparar todos los ingredientes.
Empezaremos pelando la calabaza por dentro y por fuera, es decir, primero le quitamos la piel (es un poquito dura y hay que hacer fuerza así que ojo no te vayas a cortar) y después eliminamos los filamentos y pepitas que pueda tener en la parte interior. Una vez hecho esto, la cortamos en forma de tacos y reservamos.

Seguimos con las patatas, las pelamos y cortamos como si fuéramos a hacerlas en plan bravas. Ahora llega el turno de la cebolla, cogemos una y la cortamos por la mitad y reservamos.

Hasta aquí, casi que tenemos los ingredientes fundamentales y podríamos empezar ya con la crema. En lugar de picatostes, en esta receta uso espárragos trigueros y gambas, si prefieres usar picatostes, sáltate el siguiente párrafo, pero te recomiendo que no lo hagas ya que los espárragos y las gambas junto a la calabaza le confieren un sabor fabuloso.

Dicho esto, procedemos a pelar un poquito los espárragos y los cortamos con un grosor de 1cm y reservamos. Con las gambas, si son congeladas, ponlas en agua para que se descongelen antes y si son frescas pues entonces resérvalas.

Bien, llegados a este punto, va a comenzar nuestra labor en los fogones. Para empezar vamos a poner una cazuela al fuego con un poco de aceite y en ella, vamos a rehogar la calabaza, la cebolla y la patata durante dos tres minutos.

Pasado este tiempo, añadimos agua hasta que queden todos los ingredientes cubiertos y dejamos que alcance la ebullición, a partir de este momento, tenemos que dejar cocer la mezcla otros 15 minutos.

Mientras tanto, vamos a verter un poquito de aceite en una sartén y en ella cocinamos los espárragos y las gambas. Ve probando y cuando veas que ya están, retira la sartén del fuego y reserva.

Una vez que la calabaza, la cebolla y la patata ya se ha cocido (primero lo hemos llevado a ebullición y después lo hemos dejado en el fuego 15 minutos), vamos a apagar el fuego y pasamos, la calabaza, la patata y la cebolla al recipiente de la batidora. Añadimos también un quesito por persona y un poquito del caldo resultante de la cocción y lo pasamos todo por la batidora asegurándonos que no quedan brumos.

En este punto tenemos que estar atentos ya que tendremos que ir añadiendo caldo en función de lo espesa que queramos la crema.

Una vez la tenemos bien triturada, vertemos todo el contenido en una cazuela y lo ponemos en el fuego (a fuego medio más o menos) y añadimos la nata, los espárragos y las gambas mientras vamos removiendo con una cuchara de palo para que todo se mezcle bien y lo dejamos 2 minutos.

Y ahora, solo nos queda emplatar y disfrutar de esta fabulosa crema.

Low. David Bowie.

David Bowie lanzo en el año 77 Low. El primero de la trilogía berlinesa, y por lo tanto el primer disco en el que colaboro con Brian Eno.

Low se gesto siguiendo la senda que ya había recorrido con su anterior álbum, Station to Station y las canciones que había escrito para la banda sonora de la película que el mismo protagonizaba The man who felt to earth.

En aquel momento, Bowie estaba intentando dejar la cocaína y por lo tanto las letras que escribía hablan de la preocupación, la depresión, el alejamiento, la locura etc. Esto sumado al Krautrock de Neu!, Can, Kraftwerk o Faust que tanto le gustaba e influenciaba a Bowie dio como resultado el álbum posiblemente más brillante e influyente de la carrera del británico.


Receta de noodles agridulces con gambas y verduras.

Hacía varios días que me apetecía volver a cocinar noodles, y por motivos x, no llegaba este momento, así que esta semana pasada he decidido que de este weekend no pasa.

Además, como casi estamos en Navidad y quiero subir a casa cargadito de regalos, he aprovechado el tiempo que estoy dedicando para comprarlos y me he pasado por varias tiendas de comestibles orientales, donde adquirir los ingredientes que necesitaba.

El resultado de mis noodles agridulces con gambas y verduritas es el que veis en la foto.

Receta de noodles agridulces con gambas y verduras

Receta de noodles agridulces con gambas y verduras

Ingredientes (para dos)

  • Fideos (o noodles) de harina de trigo (yo he usado los indonesios)
  • Gambas, gambones o langostinos (yo he usado 4 por persona, pero si prefieres otra cantidad, tú mismo).
  • 1 tallo de apio.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 cebolla mediana.
  • 1 zanahoria normal.
  • 50 gr. de brotes de soja.
  • 4 o 5 castañas.
  • 3 o 4 dientes de ajo.
  • 1 huevo.
  • 1 cayena.
  • Aceite de sésamo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Modo de preparación

Para preparar estos este plato y como para realizar la mayoría de los que hago, lo primero que he hecho es preparar todos los ingredientes.

He empezado por los gambones, los he pelado (y he reservado tanto cabezas como pieles) y les he quitado el intestino. Quitarles el intestino es muy sencillo, únicamente tienes que realizar un corte en la parte superior de la gamba, gambón o langostino, y tirar del hilito negro.

Con las cabezas y pieles de los gambones, he preparado un caldo. Esto no tengo muy claro que haya aportado mucho, pero me hacía duelo tirar las cabezas y las pieles sin aprovecharlas, así que las he puesto todas en una cazuela con agua al fuego durante 15 minutos desde que han alcanzado el hervor, y ha sido en este caldo donde he cocinado los noodles o tallarines.

Bien, una vez tenía “limpios” los gambones, he cortado la cebolla a tiritas y el tallo del apio, el pimiento verde y la zanahoria en bastoncitos.

Cuando vayas a comprar apio, indícale a la tendera que te uno de los que se encuentre más cercano al corazón del apio, ya que estos son los más aptos para comer, mientras que los que están en los extremos, son un poco duritos y por lo general se usan para caldos.

Los dientes de ajo, los tenemos que cortar a cuadraditos y las castañas por la mitad (como si las fueras a asar, que es lo que vamos a hacer), la cayena, la machamos en el mortero y el huevo lo abrimos y batimos bien.

Una vez tenemos todos los ingredientes preparados, vamos a empezar a cocinarlos, lo primero que vamos a hacer, es asar las castañas, para ello, vamos a poner las castañas en una sartén  (tipo plancha a poder ser) y las vamos a dejar unos 3 minutos por cada cara a fuego fuerte. Una vez que veas que están las retiras, les quitas la piel y reservas.

Ahora, cogemos una sartén y echamos un poquito de aceite de oliva. Lo primero que vamos a hacer es cocinar una tortilla con el huevo, para ello, vertemos el huevo batido  con un poquito de sal y cuando veas que se va solidificando, lo doblas sobre si mismo tanto por el lado de la izquierda como por el de la derecha y retiras. Una vez hecho esto, cortamos la tortilla a tiras y reservamos.

En la sartén donde hemos cocinado la tortilla, añadimos un poquito más de aceite (No te preocupes si queda algún resto del huevo que no pasa absolutamente nada), el pimiento verde, la cebolla, la zanahoria y el apio y la ponemos a fuego medio durante 3 minutos removiendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, añadimos los ajitos que anteriormente hemos cortado a taquitos y la cayena machacada y dejamos todo al fuego durante otros 3 minutos.

Ahora es el turno de las gambas, solo tenemos que añadirlas a las verduras y seguidamente, añadimos dos cucharadas de aceite de sésamo y las castañas asadas (que previamente también hemos cortado a taquitos).

Revolvemos todo bien y lo dejamos hasta que las gambas estén cocinadas.

Para cocinar los tallarines, tenemos que poner en una cazuela el caldo que hemos preparado mezclado con agua y sal y lo llevamos al hervor.

Una vez que esta hirviendo, añadimos los noodles y los cocinamos durante unos 5 minutos (ves vigilándolos no obstante y retíralos en el momento en que creas conveniente), pasado este tiempo, los retiramos del fuego, los escurrimos y los refrescamos con agua fría bajo el grifo.

Una vez que tenemos por una lado cocinadas las verduritas y gambas y por otro los tallarines, mezclamos todo en la sartén donde hemos cocinado las verduritas, mezclamos bien y lo dejamos durante unos 5 minutos para que todos los sabores se impregnen de forma conveniente, y aquí termina la receta de hoy.

Verás como quedas plenamente satisfecho con el resultado, ya que entre el aceite de sésamo, las castañas y la cayena, las receta adquiere unos sabores muy agradables.

Songs of love and hate. Leonard Cohen.

En el año 71 del siglo pasado, Leonard Cohen lanzo su tercer álbum. Songs of love and hate. Un álbum austero, parco y sombrío desde la portada que se caracteriza por ser uno de sus trabajos más personales, si no el que más.

En él, Cohen canta a la inseguridad, a la soledad, a la amargura, a lo espiritual y lo físico y en definitiva al amor y el odio.

La paradoja es que mostrándonos estos sentimientos, el canadiense consigue firmar el disco posiblemente más brillante de toda su carrera.