Canal RSS

Archivo de la categoría: pescados

Receta de calamares rellenos inspirados en amiloquemegustaescocinar.

Amiloquemegustaescocinar es un blog gastronómico donde se aúna la cocina española con la italiana (desde aquí mi felicitación por tan fabuloso espacio). El pasado viernes, publico una receta llamada calamares rellenos a la siciliana que tiene una pinta fabulosa, así que cuando vi la receta a través de mi lector de rss, decidí que este fin de semana, iba a cocinar algo parecido.

Cuando he visto que la receta que ha inspirado esta es una receta siciliana inevitablemente he comparado los ingredientes con los de la salsa puttanesca (lo único siciliano que he cocinado por otro lado), y como me encanta, he decidido añadir más o menos algún ingrediente más de esta.

El resultado de mis calamares rellenos es el de la foto.

Calamares rellenos inspirados en amiloquemegustaescocinar

Calamares rellenos inspirados en amiloquemegustaescocinar

Vamos con la receta.

Ingredientes (para dos)

  • Un calamar por persona (que sean más o menos grandes).
  • 10 gambas.
  • 2 tomates maduros.
  • 2 anchoas (yo he usado salmueras)
  • 10 aceitunas negras.
  • Un puñado de nueces.
  • 2 cucharadas de alcaparras.
  • 2 cucharadas de pasas.
  • Pan rallado.
  • Vino blanco.
  • Una cucharada de Jerez.
  • 2 dientes de ajo.
  • Orégano.
  • Aceite.
  • Pimienta.
  • Sal.

Modo de preparación.

Lo primero como siempre es comenzar a preparar todos los ingredientes que necesitamos.  Así que vamos a coger las pasas y las ponemos con agua y la cucharada de Jerez en un cuenco y dejamos que se maceren.

Limpiamos los calamares bajo el grijo, procuramos quitarles el cartílago, la piel y aparato digestivo. Los tentáculos reservalos.

Vamos ahora con las alcaparras, las anchoas y las olivas negras. Cogemos las alcaparras y las cortamos por la mitad, las anchoas en trocitos como de 1cm y las olivas negras  las partimos en cuatro trocitos (procura comprarlas sin hueso porque si no es un dolor) y reservamos.

Ahora llega el turno del tomate, lo pelamos, le quitamos las petitas y lo cortamos en trocitos. Una vez hecho esto, pásalo por la batidora.

Y ya solo nos quedan las nueces. Ponlas en el mortero y pícalas.

Con las gambas no he tenido que hacer absolutamente nada porque he usado gambitas peladas y congeladas que las he puesto en el guiso directamente.

Bien, una vez que ya tenemos todo preparado, pon un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente, añade un diente de ajo “golpeado” con piel incluida (cuando digo golpeado me refiero a golpeado, no hace falta que lo peles ni nada, dale un golpe para que se rompa y suelte sus efluvios y suficiente), las alcaparras, las anchoas, las olivas y las nueces y comenzamos a pochar.

Ve probando la mezcla y cuando veas que más o menos esta todo doradito, añade las gambas (como he dicho yo las he añadido directamente congeladas) y las pasas y continuamos pochando unos  3 o 4 minutos.

Pasado este tiempo, añadimos el tomate (ya pasado por la batidora) y el otro diente de ajo picadito dejamos que alcance el hervor. Una vez haya alcanzado el hervor, pruébalo si ves que el tomate esta ácido, añádele un poquito de azúcar. Hecho esto, añade un poco de orégano y pan rallado y déjalo todo unos 2 o 3 minutos y retíralo del fuego.

Ahora llega el momento del calamar, únicamente tenemos que rellenarlo con la mezcla y lo metemos 30 minutos en el horno (que ya tiene que estar precalentado) a 180 gr habiéndolo salpimentado previamente y rociado con el vino blanco. A los 15m le das la vuelta y ya tendrás este plato.

Rápido y super sabroso.

Enrique Morente y Lagartija Nick. Omega.

El año 96 vio como Enrique Morente y Lagartija Nick lanzaban al mercado Omega. Un disco transgresor que fusionaba el flamenco con el rock y seguía los casos que José Monje, el Camarón de la Isla había dado con su leyenda del tiempo.

En Omega, Enrique Morente plasma su visión de un poeta en Nueva York de Lorca y adapta para la ocasión piezas de Leonard Cohen.

Omega es un disco aislado, sin precedentes ni continuidad, una reunión orgiástica de sonido y poesía, de noise rock y cante jondo. Un disco irrepetible y brillante que no te dejara indiferente.

Anuncios

Receta de bacalao al chilindrón.

Otra vez domingo y otro domingo que tengo un poquito de tiempo para cocinar y comer sano, así que estamos de enhorabuena.

Este fin de semana, se ha celebrado el XV concurso de tapas de Zaragoza y aunque me hubiera encantado ir, no ha podido ser. Si sumamos esto al hecho de que hace más o menos un año que trabajo en una huerta con mi padre y tengo muchísimas hortalizas (súper sabrosas por cierto), he pensado en cocinar alguna receta de la tierra que me vio nacer, Aragón.

Como no solo de ternasco vive el hombre, hoy he querido cocinar algo con pescado, y como acompañamiento, me he decidido por una salsa “chilindrón”, receta predominante en Aragón y la zona de la Ribera Navarra.

Los platos más típicos que se cocinan con esta salsa, son el cordero al chilindrón y el pollo al chilindrón, pero tengo que deciros, que como acompañamiento le va bien a toda clase de carnes y pescados.

El resultado de mi bacalao al chilindrón, es el que veis en la foto.

Bacalao al chilindrón

Bacalao al chilindrón

Ingredientes para dos personas.

  • Bacalao (1 lomo o pieza por persona).
  • 1 pimiento morrón.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla (pequeña).
  • 1 tomate maduro.
  • ¼ de una guindilla.
  • Azúcar.
  • Tomillo.
  • Harina.
  • Aceite.
  • Sal.

Modo de preparación.

Lo primero que vamos a hacer es empezar a preparar todo lo que vamos a necesitar.

El chilindrón es una salsa en la que predominan las hortalizas de color rojo, pero esto no quiere decir que no se le puedan añadir otras (como la cebolla y el pimiento verde), es más, van a conseguir que la salsa sea mucho más sabrosa para la vista y el olfato.

Para preparar la salsa, vamos a coger los pimientos, y los vamos a cortar a tiras, el tomate, lo vamos a pelar (puedes escaldarlo antes para que sea más fácil) y lo vamos a cortar a taquitos y el ajo lo vamos a laminar.

El bacalao lo vamos a enharinar.

En una sopera, vamos a poner un poquito de aceite y la vamos a llevar al fuego, añadiendo la guindilla y los ajos laminados a la misma. Cuando los ajos comiencen a dorarse, vamos a añadir el bacalao y lo vamos a cocinar hasta que también esté dorado. Cuidado con los ajitos laminados no se nos vayan a quemar.

Una vez tengamos los lomos de bacalao dorados, vamos a retirarlos a un plato y los reservamos y en el aceite donde los hemos dorado, añadimos la cebolla y los pimientos. Si hay un poquito de harina en el aceite no te preocupes que esta donde tiene que estar.

Cuando los pimientos y la cebolla comiencen a estar blanditos, significa que ya se están cocinando, entonces, añadimos el tomate y revolvemos. Pasados unos 2 minutos añadimos a la sopera media taza de agua (taza de café) y dejamos que se cocine 10 minutos más.

Ahora que ya han pasado los 10 minutos, nos queda añadir los lomos de bacalao que hemos cocinado anteriormente, espolvoreamos todo con tomillo, tapamos la sopera, bajamos el fuego (al mínimo) y lo dejamos dos minutos y ya lo tienes listo para servir.

Música de acompañamiento.

Hay cambios en el blog, y a partir de ahora, cada vez que pongamos un receta, hablaremos también del disco que hemos escuchado mientras la cocinábamos – comíamos.

Hoy dado que la receta ha sido Aragonesa, el grupo también es aragonés.

El niño gusano y Circo Luso.

El niño gusano, fue un grupo que apareció en Zaragoza en la década de los noventa destacando en el panorama indie nacional por la psicodelia y surrealismo (adjetivo que siempre rechazaron) de sus canciones y discos.

Pese a reunir una gran calidad musical por parte de sus integrantes, nunca lograron el éxito masivo y se separaron en el año 99 del siglo pasado dejándonos cuatro discos fabulosos (3 de estudio y un cuarto de b-sides, rarezas etc.).

Tras la separación de El niño gusano, sus miembros han participado en Muy Poca Gente, La Costa Brava, Tachenko y The Secret Society.

Circo Luso fue su primer álbum, un disco grabado con un presupuesto reducidísimo, en el cual no pudieron meter todos los temas que querían y los arreglos eran escasos, pero brillaba con luz propia. El disco desde luego se podía mejorar (y con el tiempo regrabaron alguna canción) pero sonaba con talento.

Os dejo con La mujer portuguesa, canción que abría el primer disco de una de las bandas de culto que ha dado este país.

Este es el sencillo homenaje que queremos darle a Sergio Algora, ya que hace poco más de un año que nos dejo sin su música.

Bacalao con salsa de cebolla, tomate y alcaparras con guarnición de cuscús.

Esta semana pasada, hemos pasado el weekend en Lisboa, y tras haber probado el genial bacalao que allí cocinan (a la brasa o asado), me he decidido a cocinar algo con bacalao.

Días atrás, navegando por ahí encontré una receta de Bacalao con tomate y alcaparras y he pensado que era una buena receta para cocinar, aunque añadiéndole alguna modificación, como la cebolla y la guarnición de cuscús.

Ingredientes para dos personas.

  • 4 lomos de bacalao (ya desalado)
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 tomate mediano.
  • 2 cucharadas de alcaparras.
  • Eneldo.
  • Ajo.
  • Aceite.
  • Sal.

Preparación.

Lo primero que vamos a hacer es cortar los ingredientes que necesitamos, vamos a empezar por la cebolla, que la tenemos que cortar en juliana y finita. Una vez que tenemos la cebolla, pelamos el tomate (si lo escaldas te va a resultar mucho más fácil) y lo cortamos a taquitos, retirando las pepitas. Además, cortamos a láminas un diente de ajo.

Una vez que ya tienes todo cortado y reservado, pon aceite en una sartén a fuego medio, y cuando el aceite este caliente lo bajas a fuego bajo y añades 2 dientes de ajos enteros y los cuatro lomitos de bacalao.

Durante unos seis minutos, vamos removiendo para disolver la gelatina que van a soltar los lomitos y pasado este tiempo, les damos la vuelta,  los dejamos unos cuatro – cinco minutos y seguimos removiendo.

Una vez pasado este tiempo, volvemos a darles la vuelta y añadimos la cebolla, la dejamos unos dos – tres minutos y ya añadimos el tomate y las alcaparras, sazonamos al gusto y dejamos todo unos 4 minutos.

Pasado este tiempo, ve retirando los lomos y deja la salsa un par de minutos más y ya solo te queda emplatar, sin olvidar que tenemos que espolvorear el bacalao con un poquito de eneldo.

Para el cuscús, únicamente tienes que poner agua en una sopera y llevarla a ebullición. Una vez este hirviendo, añades el cuscús (la misma cantidad de cuscús que de agua) mezclado con un poco de comino, lo retiras del fuego y lo dejas reposar.

El resultado final ha sido el que veis en la foto.

bacalao con salsa de cebolla tomate alcaparras y guarnición de cuscus

bacalao con salsa de cebolla tomate alcaparras y guarnición de cuscus

Mientras he cocinado he estado escuchando a Marvin Gaye. Grande entre grandes.