Canal RSS

Archivo de la categoría: carnes

Receta de solomillo de cerdo caramelizado en zumo de naranja

Últimamente, cuando he enseñado este humilde blog por ahí, me dicen que solo pongo recetas de arroz y de pasta, y la verdad es que falta de razón no tienen, así que me he animado, con una receta que me encanta, súper sencilla y que por algún extraño motivo no la había puesto aquí.

El resultado de mi receta es el que veis en la foto.

Receta de solomillo de cerdo caramelizado en zumo de naranja

Receta de solomillo de cerdo caramelizado en zumo de naranja

Ingredientes (para dos)

  • 1 solomillo de cerdo majo
  • 1 cebolla grande
  • 5 cucharadas soperas de azúcar moreno.
  • 1 vaso de zumo de naranja natural
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Modo de preparación

  1. Vamos a preparar todos los ingredientes, para esta receta, únicamente tenemos que cortar la cebolla y reservar. Exprimimos unas naranjas hasta obtener un vaso de zumito.
  2. Ponemos aceite en una olla y una vez este caliente doramos el solomillo previamente salpimentado en él. Cuando lo tengamos dorado, sacamos el solomillo de la olla y reservamos.
  3. Añadimos a la cazuela la cebolla que hemos cortado previamente. Dejamos que se dore en el mismo aceite del solomillo.
  4. Una vez dorada la cebolla, añadimos 5 cucharadas de azúcar moreno. Conforme el azúcar vaya alcanzando calor, se empezara a volver líquido. Revolvemos un poquito con la cuchara de palo para que los ingredientes se mezclen bien.
  5. Añadimos el solomillo a la cazuela y vertemos el vaso de zumo de naranja natural. Reducimos el fuego y tapamos la cazuela y dejamos que se cocine durante media hora.
  6. Pasada la media hora, retiramos de nuevo el solomillo y dejamos que se enfríe unos minutos, pasados estos minutos, cortamos el solomillo en medallones.
  7. Servimos el solomillo con la cebolla ya caramelizada por encima y a disfrutar de este plato.
Anuncios

Receta de pollo al curry con guarnición de arroz Basmati.

Otra vez domingo, y aunque este weekend (o puente para los madrileños) tengo muchísimo que estudiar, esto no significa que no pueda perder un poquito de tiempo en cocinar.

Hace algunas semanas, Emilio, me paso una receta de pollo al curry que me dijo que salía de maravilla, así que este domingo, me he decidido por ella.

El resultado de mi pollo al curry es el que veis en la foto.

Pollo al curry con guarnición de arroz Basmati.

pollo al curry con guarnición de arroz basmati

Ingredientes (para dos personas).

  • Media pechuga de pollo cortada a dados.
  • Medio calabacín
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 pimiento verde pequeño.
  • Yogurt griego.
  • Curry.
  • Sal.
  • Pimienta blanca molida.
  • Aceite de oliva.
  • Arroz Basmati.

Antes de continuar, tengo que decir que el pollo al curry, tradicionalmente se prepara con leche de coco, si no tienes leche de coco (como ha sido mi caso), lo puedes sustituir por un yogurt griego. Digo yogurt griego porque he cocinado varias veces esta receta y siempre lo hacía con yogurt griego Danone (que quede claro que Danone no está patrocinando este blog, aunque si quiere hacerlo estaría encantado) hasta hace un mes aprox que la cocine en casa de mis padres para cambiar un poco y tuve que emplear un yogurt desnatado  y el resultado no es igual ni de cerca.

Como cocinar un fabuloso pollo al curry.

Para empezar, lo primero que vamos a hacer es cortar la cebolla en juliana y el calabacín y pimiento verde a taquitos. Una vez que los tenemos cortaditos, lo lavamos todo, y lo ponemos al fuego en una sartén con un chorrito de aceite virgen extra.

Mientras se van pochando las verduritas, salamos la pechuga de pollo y reservamos.

Una vez las verduras se encuentran doraditas, añadimos la pechuga de pollo y vamos revolviendo con la cuchara de palo (que hay que cuidar las sartenes) hasta que empiecen a dorarse.

Llegados a este punto, tenemos que añadir el curry.

Hay que tener cuidado en no pasarnos, ya que el curry tiene un sabor muy fuerte y lo que nos puede suceder es que si echamos mucho, este plato solo sepa a curry (y tu cocina huela a él varios días).

La cantidad ideal es una cuchara de café. La añadimos a las verduras y al pollo y vamos removiendo. Veras que tanto el pollo como las verduras van a teñirse de amarillo. Cuando haya sucedido esto, deja de remover y déjalo unos 3-4 minutos.

Pasado este tiempo, nos toca añadir el yogurt griego.

Si sois dos personas, 1 yogurt es más que suficiente. Si vas a acompañar al pollo con arroz está bien, pero si no lo vas a hacer, no eches todo el yogurt, si no 3/4 de él.

Así que sin miedo añade la cantidad necesaria de yogurt y comienza a remover hasta que todo esté bien mezclado.

Ahora solo tienes que dejarlo todo unos 10 – 12 minutos a fuego lento y ya tienes cocinado un maravilloso pollo al curry.

Para preparar el arroz, simplemente tienes que poner agua en una sopera y al fuego. Una vez que comience a hervir, añades el arroz basmati y lo dejas el tiempo necesario para que se cocine. Ves probándolo y sabrás en que momento esta ok.

Receta de solomillo de cerdo con champis y nata.

Domingo. Ayer no salímos hasta tarde y hoy toca cocinar. Así que como tengo tiempo, no estoy ni cansado ni de resaca, voy a ver si puedo sorprender a Ana y he decidido que voy a preparar un sabroso solomillo de cerdo con salsa de champiñones.

La receta es sencilla y sabrosa, y la nos va a costar algo menos de una hora.

Ingredientes

Los ingredientes para dos personas son:

  • Un solomillo de cerdo de medio kilo más menos.
  • Una cebolla mediana.
  • 125 gr de champiñones.
  • 1 copa de coñac (o vino blanco si no tienes por ahí coñac).
  • 100 ml de nata.
  • Una cucharada de pimentón.
  • Aceite.
  • Sal y pimienta.

Lo primero que vamos a hacer es dorar el solomillo, así que vamos a poner en una cazuela unas 4 cucharadas soperas de aceite y le vamos a dar vidilla al fuego.

Cuando vemos que está caliente, añadiremos el solomillo que previamente lo habremos limpiado quitándole la grasa que tuviera, y además lo habremos salpimentado al gusto. El solomillo, lo dejamos a fuego fuerte y vamos dorándolo por todos lados.

Una vez que tenemos el solomillo dorado, lo retiramos y reservamos.

En la cazuela donde hemos dorado el solomillo, vertemos la cebolla cortada en cuartos de luna bien finita. Vamos a utilizar el mismo aceite y así ira cogiendo sabor. La cebolla, al igual que el solomillo, la vamos a dorar a fuego fuerte y una vez que este doradita, añadimos el champiñón (que habremos lavado bien previamente).

El champiñón y la cebolla los vamos a tener un rato y cuando veamos que están cocinados (el champiñones habrá menguado y en tendrán un color marrón – grisáceo)  llega el momento de añadir el coñac (o el vino blanco). Vamos removiendo con la cuchara hasta que se evapore el alcohol, el momento, pues tendrás que ir probando y oliendo y sabrás cual es.

Ahora nos toca bajar el fuego al mínimo, añadir la nata, la cucharada (de postre) de pimentón y el solomillo. Lo dejamos media hora y ya tenemos el plato.

Una vez ha pasado la media hora (conviene ir vigilando no se vaya a espesar mucho la salsa), solo nos queda sacar el solomillo e ir cortando medallones.

El resultado, pues el que podeis ver en la foto.

receta de solomillo de cerdo con salsa de champis y nata

receta de solomillo de cerdo con salsa de champis y nata

Mientras estaba cocinando, he estado escuchando a All Green. Os dejo con el y espero que lo disfruteis tanto como el plato.

Salud!!!!

Receta de muslitos y alitas de pollo asado con patatas a lo pobre

Hoy vamos a ver una receta muy sencilla y a la vez rica y nutritiva. Yo le guardo especial cariño porque cuando me fui a vivir solo, fue la primera que aprendí y además, quién no recuerda esos domingos de pollo asado, pues sí, que no te de vergüenza, saca a la maruja que llevas dentro y al asunto que seguro que no te arrepientes.

Como introducción, decir que el pollo, es el ave más numerosa y se calcula que supera los 13.000 millones de ejemplares, por lo tanto también, es una de las carnes más consumida en todo el mundo.

La carne de pollo se caracteriza por su contenido en vitaminas B3, B12 y ácido fólico, y por su aporte en minerales, como el zinc o el hierro. Hay que tener en cuenta que en función de lo que vayamos a comer, estos aportes cambian un poco, por ejemplo, los muslos, tienen menos proteínas que la pechuga y el triple de grasa; en cambio, la pechuga sin piel apenas contiene grasas, ni colesterol.

La patata, al igual que el pollo, es uno de los principales alimentos para el ser humano. Es originaria de América del Sur, y fue introducida en Europa por los conquistadores españoles. Con el tiempo, se ha cultivado en todo el mundo.

Antes de continuar y como aclaración, tengo que decir que aunque en el nombre de la receta haya usado la palabra muslito, yo únicamente he usado las patas del pollo. Aunque quizás hubiera sido más acertado llamar a la receta jamoncitos de pollo o patas de pollo, he decidido usar el nombre de muslito, ya que es más genérico y al final uses la pata o todo el muslo, el asunto no cambia mucho.

Ingredientes (para 4 personas).

Tras esta breve introducción, vamos a ver los ingredientes que necesitamos para realizar este plato, fácil y rico.

  • 1 Pata de pollo por persona.
  • 2 Alitas de pollo por persona.
  • 3 – 4 Patatas medianas.
  • Media cebolla.
  • Perejil.
  • Tomillo.
  • 4 Dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Vino blanco.

Preparación.

Ahora que sabemos los ingredientes vamos a ver qué pasos tenemos que dar para elaborar este plato.

Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 200º durante 10 minutos. Mientras tanto, vamos a coger el pollo y a lavarlo bien, lo colocamos en una fuente (os recomiendo que sea de cristal), lo salpimentamos y le echamos un buen chorro de aceite.

Una vez la campanilla (que quede claro que no hablo de la de Peter Punk) nos avise de que los 10 minutos llegan a su fin y que el horno esta precalentado, cogemos la fuente y la metemos al horno durante 15 minutos.

Ahora llega el turno de las patatas y la cebolla, pelamos y las cortamos la patata (haciendo rebanadas) en plan a lo pobre o panadera y después la cebolla en juliana. Ponemos la patata en una fuente con agua y perejil y reservamos. La cebolla la reservamos también pero no le ponemos nada.

Cuando la campanilla del horno vuelva a avisarnos de que los 15 minutos han pasado, sacamos la fuente que teníamos en el horno (colócala en una superficie que no se pueda quemar como la tabla de madera que se suele usar para cortar), les hacemos sitio a las patatas, salpimentamos la patata, le damos la vuelta al pollo y lo colocamos encima de la patata y vertemos la cebolla sobre él. En este momento, tenemos que echar el diente de ajo cortado en juliana. Ponemos un poquito de agua y otro poquito de vino blanco (medio vaso normal de agua y poco menos de vino blanco).

Volvemos a meter la fuente al horno durante otros 15 minutos y esperamos. Cuando pasen estos 15 minutos, volvemos a sacar la fuente, las patatas ya estarán hechas, así que las retiramos de la fuente y reservamos. El pollo, os recomiendo que lo tengáis otros 15 minutos, así que vuélvele a dar la vuelta y otra vez al horno.

Pasados estos 15 minutos, ya lo tienes, si te gusta un poquito más churruscadito, apaga el horno y déjalo otros 5, 10 minutos hasta que alcance el punto que creas mejor.
Cuando lo vayas a servir, espolvoréalo con un poquito de perejil.

Eso es todo por hoy el resultado final ha sido el que veis en la foto. Además de patatas, también podéis echarle un poco de pimiento verde y pimiento rojo, le da un toque interesante y sabroso.

receta-de-muslitos-alitas-de-pollo-con-patatas-a-lo-pobre

receta de muslitos alitas de pollo con patatas a lo pobre

 

Os recomiendo que cocinéis esto cuando tengáis algo que hacer, ya que no hay que prestarle mucha atención, así que ya sabes si tienes que limpiar tu pequeño pero coqueto pisito o no puedes dejar de leer ese libro genial que te han estado recomendado durante tanto tiempo del cual tu siempre has pasado, pues aprovecha, prepárate un pollo asado y así podrás hacer muchas cosas mientras tanto, siendo tu tiempo mucho más productivo.

Mientras he cocinado esta receta, he estado leyendo Tokio ya no nos quiere de Ray Loriga y escuchando el genial Dear Science (entre los 10 mejores de 2008 ) de Tv On The Radio. Os dejo con ellos.