Canal RSS

Archivo de la categoría: para todos los días

Recetas para cocinar a diario, nutritivas, buenas, necesarias, sabrosas y faciles.

Receta de cupcakes de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins.

Llevo unos días que allá donde voy me encuentro con cupcakes, muffins y magdalenas, ya sea en cafeterías, tiendas de comida rápida (y sana), librerías etc. Así que me empecé a interesar en estos postres y decidí probar con una receta, a ver qué tal se me daba. El caso es que al final, por falta de tiempo, no pude terminarla como merecía. No obstante, el resultado sigue siendo espectacular, así que os animo a realizarla ya que merece la pena.

El resultado de mi receta es el que veis en la foto.

Receta de cupcake de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins

Receta de cupcake de vainilla que por falta de tiempo se quedaron en magdalenas o muffins

Ingredientes

  • Media taza de mantequilla
  • Una taza y media de azúcar
  • Dos tazas de harina
  • Una cucharada y media de levadura (la cucharada de café)
  • 1/8 de cucharada de sal (la cucharada de café)
  • Una taza de leche
  • Media vaina de vainilla
  • Cuatro claras de huevo.

Modo de preparación

  1. Abrimos la vaina de vainilla por el medio y sacamos las semillas con una cuchara. Es muy parecido a sacar la pulpa de un pimiento choricero. Añadimos las semillas a la leche, revolvemos bien con un chuchara y reservamos.
  2. Ponemos una cazuela en el fuego y añadimos la mantequilla. Con el calor se ira derritiendo. Una vez sea líquida, la sacamos del fuego, la vertemos en un bol y reservamos hasta que quede a temperatura ambiente. Llegado ese momento, batimos durante 30 segundos para que quede suave.
  3. Montamos las claras de huevo a punto de nieve y reservamos.
  4. Mezclamos la mantequilla con el azúcar, batimos a velocidad media hasta que quede suave y esponjosa la mezcla.
  5. Por otro lado, mezclamos la harina, la sal y la levadura y reservamos.
  6. Añadimos alrededor de un tercio de los ingredientes secos (harina, sal y levadura) y de la leche a la mezcla de la mantequilla y el azúcar y revolvemos bien hasta que nos quede una masa homogénea. Vamos repitiendo la operación hasta que hayamos mezclado los ingredientes secos y húmedos.
  7. Mezclamos las claras con la masa obtenida anteriormente y mezclamos bien hasta que volvamos a tener una masa homogénea.
  8. Añadimos la masa a una manga pastelera y rellenamos los moldes hasta la mitad.
  9. Horneamos durante 25 minutos a 180º. Pasado estos 25 minutos, sacamos los cupcakes del horno y dejamos enfriar en una bandeja de rejilla (para que se aireen) y ya tenemos cocinada la base para unos riquísimos cupcakes.

Notas

  • Con estas cantidades, me salieron una docena y media. El tamaño fue el de las magdalenas “de toda la vida”, si quieres menos cantidad, puedes dividir todas ellas por 2.

Receta de bocadillo de pollo, tomate, queso y lechuga.

Trabajo, trabajo y más trabajo. En días como los pasados, de llegar a las tantas a casa, de trabajo hasta la madrugada y de no tener tiempo para uno mismo, el bocadillo, tiene una presencia más que importante en nuestras comidas o cenas.

Bien es verdad, que un buen bocadillo para cenar puede estar a la altura de los platos ofrecidos por muchos restaurantes. El resultado de mi bocata, es el que veis en la foto.

Receta de bocadillo de pollo, tomate, queso y lechuga

Receta de bocata de pollo, tomate, queso y lechuga

Ingredientes

  • Pan
  • Pechuga de pollo
  • Queso curado
  • Tomate
  • Lechugas varias (lechuga, hoja de roble y lollo rosa)
  • Perejil
  • Ajo
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Modo de preparación

Esta receta es sumamente sencilla, prácticamente tenemos que preparar los ingredientes y ponerlos entre el pan y lo tenemos.

  1. Cogemos un diente de ajo y lo machacamos bien en el mortero. Añadimos perejil, y aceite de oliva, seguimos machando (hasta que la mezcla tenga un color entre verde y amarillo) y reservamos.
  2. Salpimentamos los filetes de pechuga de pollo y los cocinamos en una sartén o plancha bien caliente (con poquito aceite). Cuando les demos la vuelta tenemos que añadir el perejil, ajo y aceite que hemos reservamos anteriormente. Untamos bien la cara superior de los filetes y con el propio calor de los mismos, se cocinara el ajo.
  3. Una vez ya se ha cocinado el pollo, cortamos el pan y untamos el interior de la barra con medio tomate bien maduro.
  4. Cortamos 2 lonchas de queso y las colocamos sobre una de las rebanadas, añadimos las pechugas y la lechuga y a disfrutar de tan delicioso manjar.

Receta de Magdalenas caseras de aceite de oliva y canela.

Llevo varios días tratando de cocinar un bizcocho de manzana, pero entre unas cosas y otras, la verdad es que no ha podido ser.

Bien es verdad, que la semana pasada, encontré una receta de Magdalenas caseras en El monstruo de las galletas cuyos ingredientes principales eran Aceite de Oliva Virgen Extra y Canela.

Aprovechando que tengo una botella de Aceite virgen extra del bajo Aragón, y unos huevos de corral (que me trajeron de Cella 😉 ), no podía dejar pasar esta oportunidad, así que he decidido que el bizcocho tenía que esperar.

El resultado de mis magdalenas, es el que veis en la foto y os aseguro que si l as provais is van a gustar mucho más.

Receta de Magdalenas caseras de aceite de oliva y canela

Receta de Magdalenas caseras de aceite de oliva y canela

Ingredientes

  • 3 Huevos
  • 175 gr. de harina.
  • 150 gr. de azúcar
  • 180 ml. de Aceite de oliva virgen extra del bajo Aragón.
  • 1 cucharada (de café) de levadura.
  • 1 cucharada de canela molida.

Modo de preparación.

Realmente, cocinar estas magdalenas, es muy sencillo, os recomiendo que le echéis un ojo a la receta original, ya que yo he cambiado un poco el “orden” de la misma, y dicen que el orden de los factores no altera el producto, y en este caso, seguro que se cumple.

  1. Vamos a preparar todos los ingredientes. En este caso simplemente tenemos que tenerlos a mano e ir pre-calentando el horno a 230º.
  2. Vamos a abrir los huevos y los vertemos en un plato hondo o un bol, donde los podamos batir con facilidad. Simplemente tenemos que batirlos y que nos queden cremosos.
  3. Añadimos los huevos batidos a un bol más o menos grande (que es donde vamos a mezclar todos los elementos) y el aceite y vamos a ir mezclando hasta que nos quede una masa homogénea.
  4. Añadimos el azúcar a la masa y volemos a mezclar todo bien. Nos tiene que ir quedando una masa marroncita y sin brumos que poco a poco se ira espesando.
  5. Añadimos ahora la harina, la canela y la levadura a la masa y como en pasos anteriores mezclamos bien. Veras que ahora te cuesta un poco más pero tranquilo y veras como dejas una masa sin brumos.
  6. Ponemos la masa en los diferentes moldes. Yo os recomiendo que no pongáis mucho más de la mitad (si los moldes están fabricados con un papel relativamente blando, lo que va a ocurrir es que cuando metas las magdalenas al horno y empiecen a crecer, se saldrá la mezcla).
  7. Horneamos durante 10 – 12 minutos a 230º y ya tenemos unas fabulosas y sabrosas magdalenas caseras.

Espero que las disfrutéis.

Innervisions. Stevie Wonder.

El final de los 60 vivió el intenso desaire entre la Motown Marvin Gaye o Stevie Wonder. Solucionados los problemas, y ya entrados los 70 Wonder, dejo de ser el “pequeño Stevie” para convertirse en el artista transgresor que conocemos hoy.

Innervisions, lanzado en el año 73 al mercado, es seguramente la obra más más brillante del de Michigan y nos acerca a una tesitura social oscura con el fin del sueño de los 60 como eje conductor. En él, Stevie deja atrás el sonido clásico de su sello para hablar de los problemas sociales, la desigualdad, política y espiritualidad de la sociedad que le rodea y le consagra como uno de los mejores compositores de todos los tiempos.

Receta de American Brownie

El Brownie es una receta típica estadounidense, y según Wiki, fueron inventados por un panadero cuando cometió el error de no echarle levadura a un bizcocho.

Hoy vamos con la  segunda receta de repostería que he cocinado. La verdad es que es muy sencilla, y seguramente por esta razón, existen infinidad de ellas a lo largo y ancho de toda  la red. Yo en concreto he usado la de a mí lo que me gusta es cocinar. Estupendo blog por cierto.

El resultado de mis American Brownies es el que veis en la foto.

Receta de American Brownie

Receta de American Brownie

Ingredientes.

  • 175 gr. de chocolate negro para fundir (fondente).
  • 150 gr. de harina.
  • 175 gr. de mantequilla sin sal.
  • 175 gr. de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 140 gr. de nueces peladas.
  • 1 pizca de sal.

Modo de preparación.

Para empezar y como siempre, vamos a preparar los ingredientes, vamos a poner a mano la mantequilla, la harina y el azúcar y los vamos a reservar. Vamos a trocear el chocolate y pelamos las nueces y también los reservamos. Cogemos ahora los huevos, los abrimos y los batimos en un bol.

Ponemos una cazuela a fuego lento y añadimos la mantequilla, una vez esta se ha derretido, añadimos el chocolate troceado.

Asegúrate que el fuego está bajo ya que si no lo está, se nos agarrara el chocolate y la receta se echara a perder. Vamos a ir removiendo mientras se derrite.

Una vez se ha fundido, añadimos el azúcar y removemos para mezclar bien en una única masa. Cada vez nos va a costar más unificar la masa pero tranquilos que vamos bien. Continuamos añadiendo los huevos, removemos bien y añadimos la harina y las nueces. Mezclamos bien hasta que sea una crema uniforme, si la pruebas, veras que ya tiene un sabor estupendo.

Forramos un molde con papel de horno y vertemos la crema, lo metemos en el horno previamente calentado a 180º durante 40 minutos.

Una vez pasado este tiempo, sacamos el brownie del horno y lo dejamos reposar durante 10 minutos.

Ahora solo nos queda dejar que repose, y trocear el brownie. Te lo puedes comer tal cual o como lo ponen en muchos sitios, con helado y chocolate fundido.

Toda una maravilla.

Mezzanine. Massive Attack.

El año 98 vio como Massive Attack lanzaban al mercado Mezzanine. Un  disco genial, singular y perfecto de una banda en aquel momento un tanto ignorada.

Con Massive Attack, habían colaborado hasta el momento múltiples cantantes (de Tricky a Trace Thorn de Everything But The Girl), y en esta obra, se dan cita el jamaicano Horace Andy y Elizabeth Fraser de Cocteau Twins, además de 3D Robert Del Naja (“3D”) y Gran Marshall (“Daddy G”), lo cual consigue trasladarnos entre canción y canción a distintos lugares del tiempo y el espacio.

Uno de los discos más brillantes del llamado sonido Brixton, que encumbro a esta banda a lo más alto.

Massive Attack – Mezzanine. Escuchalo en Spotify

Receta de Arroz Ajoarriero

Por varios motivos, quería volver a cocinar algo aragonés. Así que hoy, me he puesto manos a la obra  y he decidido no desaprovechar la oportunidad que hoy tenía, ya que este fin de  semana ha sido algo más relajado que los anteriores y he vuelto a disponer de un poco de tiempo.

La receta que hoy vamos a cocinar es la de Arroz Ajoarriero. Según Wikipedia, el ajoarriero, es una receta típica de Aragón, Navarra, Cuenca, Castilla y León y País Vasco y la verdad no sé si hay variaciones entre unas comunidades u otras, pero en este caso vamos a ver cómo elaborar un Ajoarriero a la manera de Aragón.

Tengo que decir, que toda la hortaliza usada, ha sido cultivada en la huerta de mi padre, en un pueblecito al sur del Moncayo, así que, además de ser una receta aragonesa, va a tener un toque moncaino que le va a aportar un sabor  y textura inigualable.

El resultado, ha sido el de la foto:

Receta de Arroz Ajoarriero

Receta de Arroz Ajoarriero

Ingredientes (para dos).

  • Arroz (unos 200 gr o la medida que estimes para dos).
  • Un lomo majo de bacalao desmigado (a poder ser ya desalado).
  • 1 pimiento verde.
  • 1 patata.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 tomate madurito.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 huevo.
  • Media rebanada de pan.
  • Perejil.
  • Aceite.
  • Sal.

Modo de preparación.

Como siempre, voy a empezar, preparando los ingredientes para que no nos olvidemos de nada cuando ya estemos metidos en faena así que relájate y a ello.

Vamos a empezar cogiendo el huevo y en un bol lo batimos, una vez batido, añadiremos la media rebanada de pan partida en trocitos y el perejil, removemos bien para que se mezcle todo reservamos.

Seguimos ahora, con la cebolla, el pimiento, el ajo, la patata y el tomate. Picamos bien la cebolla y el pimiento y reservamos (sin mezclarlos). El ajo y la patata, los pelamos y los cortamos en láminas (de distintos grosor claro). Con el tomate tenemos que hacer taquitos y primero hay que pelarlo. Para pelarlo, puedes escaldarlo en agua hirviendo (haces un corte en forma de cruz en el lado opuesto a la rama y lo introduces en agua hirviendo un momento y la piel sale sola), o si tienes un buen cuchillo, puedes pelarlo directamente. Bien una vez pelado, lo cortamos en forma de taquitos pequeños y reservamos.

Ahora vamos con el bacalao. Para empezar, el bacalao, ha de estar desalado previamente (para desalar el bacalao, tienes que introducirlo en agua 24 horas antes de la cocción e ir cambiándole el agua cada tres horas). Una vez tenemos el bacalao ya desalado, vamos a coger el lomo y si tiene piel, se la vamos a quitar. No te preocupes si el lomo de bacalao se deshace ya que posteriormente lo vamos a desmigar (para desmigar el bacalao, tenemos  que ir partiéndolo con las manos en trocitos pequeños e ir quitando las raspas que aparezcan). Bien, una vez  que ya tenemos el bacalao desalado y desmigado, lo reservamos.

Ya estamos en disposición de empezar a cocinar ya que tenemos todo preparado.

Primeramente, vamos  a poner agua a  hervir en una cazuela (la usaremos para la cocción del arroz).

Después, añadimos un poco de aceite a una sartén y una vez este caliente, vertemos en ella el huevo, las migas de pan y el perejil que teníamos en el bol, y hacemos una tortilla, cuando la tortilla, este hecha, la retiramos del fuego y reservamos.

En una cazuela, añadimos un poquito de aceite y una vez este caliente, añadimos  la cebolla y el bacalao desmigado, vamos revolviendo con la cuchara de palo y cuando adquieran color, añadimos el ajo y el pimiento verde picadito, removemos durando un par de minutos y añadimos el tomate  en taquitos y la patata cortadita en rodajas (yo la patata la suelo poner en la base, bien tapada con el resto de ingredientes).

En este momento, tenemos que bajar el fuego y dejamos todo durante unos 4 minutos.

Pasado ese tiempo, añadimos el arroz y cubrimos con el agua que habíamos puesto al fuego, y cocemos durante unos 10 – 15. Tenemos que ir vigilando constante ya que el agua, se la ira bebiendo el arroz y tendremos que ir incorporando más agua cuando esto ocurra. Además es bueno que a los 10 minutos más o menos, vayas probando para ver que tal esta de  sal y si le falta sal, añade la que estimes.

Una vez ya tenemos el arroz cocido, ya tenemos preparado el plato, solo queda espolvorear con un poco de perejil y disfrutarlo.

Cantar i callar. José Antonio Labordeta.

José Antonio Labordeta edito su segundo y más influyente disco en el año 71. El nombre que le dio fue Cantar i Callar.

Cantar i Callar ha pasado desapercibido para el gran público, aunque hoy, es una joya en bruto a la que acercarse, que nos traslada a una España rural, analfabeta y emigrante.

Hace hoy una semana que el país se despertó con la noticia del fallecimiento de José Antonio Labordeta. Este se ha ido con alrededor de 25 libros editados y 20 discos en el mercado, además de un activismo político que le llevo al congreso de los diputados y una serie de programas televisivos en el imaginario popular.

Aunque Aldaba no forma parte de Cantar i Callar, es la canción con la que vamos a cerrar este post.

Desde aquí, este es el sencillo homenaje que le queremos dar a una de las personas más carismáticas del Aragón de los últimos años.

Receta de calamares rellenos inspirados en amiloquemegustaescocinar.

Amiloquemegustaescocinar es un blog gastronómico donde se aúna la cocina española con la italiana (desde aquí mi felicitación por tan fabuloso espacio). El pasado viernes, publico una receta llamada calamares rellenos a la siciliana que tiene una pinta fabulosa, así que cuando vi la receta a través de mi lector de rss, decidí que este fin de semana, iba a cocinar algo parecido.

Cuando he visto que la receta que ha inspirado esta es una receta siciliana inevitablemente he comparado los ingredientes con los de la salsa puttanesca (lo único siciliano que he cocinado por otro lado), y como me encanta, he decidido añadir más o menos algún ingrediente más de esta.

El resultado de mis calamares rellenos es el de la foto.

Calamares rellenos inspirados en amiloquemegustaescocinar

Calamares rellenos inspirados en amiloquemegustaescocinar

Vamos con la receta.

Ingredientes (para dos)

  • Un calamar por persona (que sean más o menos grandes).
  • 10 gambas.
  • 2 tomates maduros.
  • 2 anchoas (yo he usado salmueras)
  • 10 aceitunas negras.
  • Un puñado de nueces.
  • 2 cucharadas de alcaparras.
  • 2 cucharadas de pasas.
  • Pan rallado.
  • Vino blanco.
  • Una cucharada de Jerez.
  • 2 dientes de ajo.
  • Orégano.
  • Aceite.
  • Pimienta.
  • Sal.

Modo de preparación.

Lo primero como siempre es comenzar a preparar todos los ingredientes que necesitamos.  Así que vamos a coger las pasas y las ponemos con agua y la cucharada de Jerez en un cuenco y dejamos que se maceren.

Limpiamos los calamares bajo el grijo, procuramos quitarles el cartílago, la piel y aparato digestivo. Los tentáculos reservalos.

Vamos ahora con las alcaparras, las anchoas y las olivas negras. Cogemos las alcaparras y las cortamos por la mitad, las anchoas en trocitos como de 1cm y las olivas negras  las partimos en cuatro trocitos (procura comprarlas sin hueso porque si no es un dolor) y reservamos.

Ahora llega el turno del tomate, lo pelamos, le quitamos las petitas y lo cortamos en trocitos. Una vez hecho esto, pásalo por la batidora.

Y ya solo nos quedan las nueces. Ponlas en el mortero y pícalas.

Con las gambas no he tenido que hacer absolutamente nada porque he usado gambitas peladas y congeladas que las he puesto en el guiso directamente.

Bien, una vez que ya tenemos todo preparado, pon un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente, añade un diente de ajo “golpeado” con piel incluida (cuando digo golpeado me refiero a golpeado, no hace falta que lo peles ni nada, dale un golpe para que se rompa y suelte sus efluvios y suficiente), las alcaparras, las anchoas, las olivas y las nueces y comenzamos a pochar.

Ve probando la mezcla y cuando veas que más o menos esta todo doradito, añade las gambas (como he dicho yo las he añadido directamente congeladas) y las pasas y continuamos pochando unos  3 o 4 minutos.

Pasado este tiempo, añadimos el tomate (ya pasado por la batidora) y el otro diente de ajo picadito dejamos que alcance el hervor. Una vez haya alcanzado el hervor, pruébalo si ves que el tomate esta ácido, añádele un poquito de azúcar. Hecho esto, añade un poco de orégano y pan rallado y déjalo todo unos 2 o 3 minutos y retíralo del fuego.

Ahora llega el momento del calamar, únicamente tenemos que rellenarlo con la mezcla y lo metemos 30 minutos en el horno (que ya tiene que estar precalentado) a 180 gr habiéndolo salpimentado previamente y rociado con el vino blanco. A los 15m le das la vuelta y ya tendrás este plato.

Rápido y super sabroso.

Enrique Morente y Lagartija Nick. Omega.

El año 96 vio como Enrique Morente y Lagartija Nick lanzaban al mercado Omega. Un disco transgresor que fusionaba el flamenco con el rock y seguía los casos que José Monje, el Camarón de la Isla había dado con su leyenda del tiempo.

En Omega, Enrique Morente plasma su visión de un poeta en Nueva York de Lorca y adapta para la ocasión piezas de Leonard Cohen.

Omega es un disco aislado, sin precedentes ni continuidad, una reunión orgiástica de sonido y poesía, de noise rock y cante jondo. Un disco irrepetible y brillante que no te dejara indiferente.

Receta de crema de calabaza de la huerta del Moncayo.

Tras los pasados días de excesos que ha traído la navidad, ahora, toca cuidarse y empezar (si es que no lo hacías) a hacer ejercicio y a comer sano y saludable. Por este motivo, el primer posta de este año que abre la década, va a ser una receta sencilla, nutritiva pero sobre todo sana y sabrosa.

El resultado de mi crema de calabaza es el que veis en la foto.

Crema de calabaza de la huerta del Moncayo

Crema de calabaza de la huerta del Moncayo

Ingredientes (para dos personas)

  • Calabaza. La que yo tenía en casa era bastante grande, así que he usado una rodaja (de unos 12 – 15 cm de diámetro y un grosor de 3 cm).
  • Media cebolla.
  • 2 patatas medianas.
  • 2 quesitos.
  • 200 gr de nata.
  • 8 espárragos trigueros.
  • 10 gambas (de las pequeñitas que se compran ya peladas y congeladas).
  • Aceite.
  • Sal.

Modo de preparación.

Antes de empezar a preparar esta receta, tengo que advertiros que seguramente no vais a encontrar verduras de la huerta del Moncayo en los comercio habituales (yo tengo un huertecito allí que mantengo junto a mi padre :-)), aun así, el mejor sustitutivo, son las verduras que vosotros mismos cultiváis. Si tampoco tenéis un huerto que es lo más normal, pues cualquier verdura os servirá, siempre y cuando sea de calidad claro.

Bien, vayamos con la receta. Lo primero y como siempre, ponernos cómodos y vamos a empezar a preparar todos los ingredientes.
Empezaremos pelando la calabaza por dentro y por fuera, es decir, primero le quitamos la piel (es un poquito dura y hay que hacer fuerza así que ojo no te vayas a cortar) y después eliminamos los filamentos y pepitas que pueda tener en la parte interior. Una vez hecho esto, la cortamos en forma de tacos y reservamos.

Seguimos con las patatas, las pelamos y cortamos como si fuéramos a hacerlas en plan bravas. Ahora llega el turno de la cebolla, cogemos una y la cortamos por la mitad y reservamos.

Hasta aquí, casi que tenemos los ingredientes fundamentales y podríamos empezar ya con la crema. En lugar de picatostes, en esta receta uso espárragos trigueros y gambas, si prefieres usar picatostes, sáltate el siguiente párrafo, pero te recomiendo que no lo hagas ya que los espárragos y las gambas junto a la calabaza le confieren un sabor fabuloso.

Dicho esto, procedemos a pelar un poquito los espárragos y los cortamos con un grosor de 1cm y reservamos. Con las gambas, si son congeladas, ponlas en agua para que se descongelen antes y si son frescas pues entonces resérvalas.

Bien, llegados a este punto, va a comenzar nuestra labor en los fogones. Para empezar vamos a poner una cazuela al fuego con un poco de aceite y en ella, vamos a rehogar la calabaza, la cebolla y la patata durante dos tres minutos.

Pasado este tiempo, añadimos agua hasta que queden todos los ingredientes cubiertos y dejamos que alcance la ebullición, a partir de este momento, tenemos que dejar cocer la mezcla otros 15 minutos.

Mientras tanto, vamos a verter un poquito de aceite en una sartén y en ella cocinamos los espárragos y las gambas. Ve probando y cuando veas que ya están, retira la sartén del fuego y reserva.

Una vez que la calabaza, la cebolla y la patata ya se ha cocido (primero lo hemos llevado a ebullición y después lo hemos dejado en el fuego 15 minutos), vamos a apagar el fuego y pasamos, la calabaza, la patata y la cebolla al recipiente de la batidora. Añadimos también un quesito por persona y un poquito del caldo resultante de la cocción y lo pasamos todo por la batidora asegurándonos que no quedan brumos.

En este punto tenemos que estar atentos ya que tendremos que ir añadiendo caldo en función de lo espesa que queramos la crema.

Una vez la tenemos bien triturada, vertemos todo el contenido en una cazuela y lo ponemos en el fuego (a fuego medio más o menos) y añadimos la nata, los espárragos y las gambas mientras vamos removiendo con una cuchara de palo para que todo se mezcle bien y lo dejamos 2 minutos.

Y ahora, solo nos queda emplatar y disfrutar de esta fabulosa crema.

Low. David Bowie.

David Bowie lanzo en el año 77 Low. El primero de la trilogía berlinesa, y por lo tanto el primer disco en el que colaboro con Brian Eno.

Low se gesto siguiendo la senda que ya había recorrido con su anterior álbum, Station to Station y las canciones que había escrito para la banda sonora de la película que el mismo protagonizaba The man who felt to earth.

En aquel momento, Bowie estaba intentando dejar la cocaína y por lo tanto las letras que escribía hablan de la preocupación, la depresión, el alejamiento, la locura etc. Esto sumado al Krautrock de Neu!, Can, Kraftwerk o Faust que tanto le gustaba e influenciaba a Bowie dio como resultado el álbum posiblemente más brillante e influyente de la carrera del británico.