Canal RSS

Receta de crema de calabaza de la huerta del Moncayo.

Tras los pasados días de excesos que ha traído la navidad, ahora, toca cuidarse y empezar (si es que no lo hacías) a hacer ejercicio y a comer sano y saludable. Por este motivo, el primer posta de este año que abre la década, va a ser una receta sencilla, nutritiva pero sobre todo sana y sabrosa.

El resultado de mi crema de calabaza es el que veis en la foto.

Crema de calabaza de la huerta del Moncayo

Crema de calabaza de la huerta del Moncayo

Ingredientes (para dos personas)

  • Calabaza. La que yo tenía en casa era bastante grande, así que he usado una rodaja (de unos 12 – 15 cm de diámetro y un grosor de 3 cm).
  • Media cebolla.
  • 2 patatas medianas.
  • 2 quesitos.
  • 200 gr de nata.
  • 8 espárragos trigueros.
  • 10 gambas (de las pequeñitas que se compran ya peladas y congeladas).
  • Aceite.
  • Sal.

Modo de preparación.

Antes de empezar a preparar esta receta, tengo que advertiros que seguramente no vais a encontrar verduras de la huerta del Moncayo en los comercio habituales (yo tengo un huertecito allí que mantengo junto a mi padre :-)), aun así, el mejor sustitutivo, son las verduras que vosotros mismos cultiváis. Si tampoco tenéis un huerto que es lo más normal, pues cualquier verdura os servirá, siempre y cuando sea de calidad claro.

Bien, vayamos con la receta. Lo primero y como siempre, ponernos cómodos y vamos a empezar a preparar todos los ingredientes.
Empezaremos pelando la calabaza por dentro y por fuera, es decir, primero le quitamos la piel (es un poquito dura y hay que hacer fuerza así que ojo no te vayas a cortar) y después eliminamos los filamentos y pepitas que pueda tener en la parte interior. Una vez hecho esto, la cortamos en forma de tacos y reservamos.

Seguimos con las patatas, las pelamos y cortamos como si fuéramos a hacerlas en plan bravas. Ahora llega el turno de la cebolla, cogemos una y la cortamos por la mitad y reservamos.

Hasta aquí, casi que tenemos los ingredientes fundamentales y podríamos empezar ya con la crema. En lugar de picatostes, en esta receta uso espárragos trigueros y gambas, si prefieres usar picatostes, sáltate el siguiente párrafo, pero te recomiendo que no lo hagas ya que los espárragos y las gambas junto a la calabaza le confieren un sabor fabuloso.

Dicho esto, procedemos a pelar un poquito los espárragos y los cortamos con un grosor de 1cm y reservamos. Con las gambas, si son congeladas, ponlas en agua para que se descongelen antes y si son frescas pues entonces resérvalas.

Bien, llegados a este punto, va a comenzar nuestra labor en los fogones. Para empezar vamos a poner una cazuela al fuego con un poco de aceite y en ella, vamos a rehogar la calabaza, la cebolla y la patata durante dos tres minutos.

Pasado este tiempo, añadimos agua hasta que queden todos los ingredientes cubiertos y dejamos que alcance la ebullición, a partir de este momento, tenemos que dejar cocer la mezcla otros 15 minutos.

Mientras tanto, vamos a verter un poquito de aceite en una sartén y en ella cocinamos los espárragos y las gambas. Ve probando y cuando veas que ya están, retira la sartén del fuego y reserva.

Una vez que la calabaza, la cebolla y la patata ya se ha cocido (primero lo hemos llevado a ebullición y después lo hemos dejado en el fuego 15 minutos), vamos a apagar el fuego y pasamos, la calabaza, la patata y la cebolla al recipiente de la batidora. Añadimos también un quesito por persona y un poquito del caldo resultante de la cocción y lo pasamos todo por la batidora asegurándonos que no quedan brumos.

En este punto tenemos que estar atentos ya que tendremos que ir añadiendo caldo en función de lo espesa que queramos la crema.

Una vez la tenemos bien triturada, vertemos todo el contenido en una cazuela y lo ponemos en el fuego (a fuego medio más o menos) y añadimos la nata, los espárragos y las gambas mientras vamos removiendo con una cuchara de palo para que todo se mezcle bien y lo dejamos 2 minutos.

Y ahora, solo nos queda emplatar y disfrutar de esta fabulosa crema.

Low. David Bowie.

David Bowie lanzo en el año 77 Low. El primero de la trilogía berlinesa, y por lo tanto el primer disco en el que colaboro con Brian Eno.

Low se gesto siguiendo la senda que ya había recorrido con su anterior álbum, Station to Station y las canciones que había escrito para la banda sonora de la película que el mismo protagonizaba The man who felt to earth.

En aquel momento, Bowie estaba intentando dejar la cocaína y por lo tanto las letras que escribía hablan de la preocupación, la depresión, el alejamiento, la locura etc. Esto sumado al Krautrock de Neu!, Can, Kraftwerk o Faust que tanto le gustaba e influenciaba a Bowie dio como resultado el álbum posiblemente más brillante e influyente de la carrera del británico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: